Auto Control

Auto Control

El auto control por definición es la capacidad de control o dominio sobre uno mismo, la evaluación o valoración de los propios conocimientos y aptitudes. Pero también podemos decir que el auto control es una pieza fundamental en la superación y el logro de objetivos de cada individuo.

El auto control conlleva a tener un dominio total de nuestro cuerpo y mente. Si no somos capaces de controlar nuestras acciones y nos dejamos llevar por las emociones, tendremos una travesía difícil a lo largo de nuestra vida ya que una persona que es reactiva y no domina sus impulsos suele ser propensa a realizar acciones que le traen una repercusión en la mayoría de los casos negativa.

Aprenda a dominar sus emociones.

Antes de poner en acción la lengua, dale chance primero al cerebro. Muchas personas tienen un gran problema en su vida simplemente por no controlar sus reacciones. En el momento que dices una palabra ofensiva o das un golpe, ya no hay marcha atrás, el daño está hecho y es irreversible. Algo simple pero efectivo es contar hasta diez antes de responder o actuar ante una situación que nos ha hecho enojar; pensar en los pros y contras que pueda traer si decidimos actuar de una determinada manera; sobre todo en el momento en el que vivimos, esta era moderna con mensajes instantáneos y correos electrónicos, en ocasiones es mejor dejar reposar los mensajes antes de darles a “enviar”, para así después no arrepentirse de lo que se ha enviado.

Si pasa por un momento difícil no se aislé.

Hay momentos en los que podemos afrontar escenarios difíciles en nuestra vida, superarlos solos y salir adelante más fortalecidos que antes. Pero en otros casos hay eventos fuertes que llegan a ser traumáticos y es mejor comentarlos con alguien. Pero este es un error común de muchas personas que piensan que, al tener un problema serio, lo mejor es no compartirlo, sin saber que al hablar sobre eso que nos agobia logramos aliviar la carga que podemos llegar a sentir.

Si bien es cierto que tampoco es recomendable andar gritando a los cuatro vientos los detalles de su vida personal, en algunas ocasiones compartir experiencias con algún amigo cercano o algún familiar de confianza es muy beneficioso. Un consejo, palabras de aliento o un simple abrazo sin dudas van a ser mucho más saludables que estar encerrado intentado asimilar el problema solo.

 “Es como una olla de presión cuando libera todo ese aire caliente”

El hablar de una situación que nos incomoda o nos afecta resulta ser una vía saludable para afrontar y lograr sobreponerse de una mejor manera.

Saber manejar y compartir sentimientos es muy importante.

Los sentimientos que se reprimen resultan ser como un vaso al que le cae una gota de agua constante, llegara el momento en que el vaso se llene y el agua se derrame; esto mismo sucede con nuestros sentimientos, si los vamos guardando y no los expresamos correctamente, estos se van acumulando dentro haciéndonos daño.

Un solo sentimiento negativo basta para desestabilizar nuestro sistema y acabar con nuestra paz y tranquilidad, ahora imagina la acumulación de sentimientos negativos, esto hará que su salud mental colapse. Un elemento importante en el cuidado de la salud mental es el buen manejo de las emociones y sentimientos y saberlos compartir. Para la solución de problemas, es bueno conversar con otros para así tener un punto de vista distinto al que tenemos nosotros, y de esa manera poder ver las cosas con una perspectiva más amplia.

5/5
5/5
5/5
5/5

2 comentarios en “Auto Control”

    1. ¡Hola Alexander!
      Las técnicas de relajación y el practicar ejercicios de respiración profunda resulta ser muy beneficioso para poder afrontar esos momentos en los que te sientas exasperado y con ganas de responder a algo que te hizo enojar; cuando esto suceda es el mejor momento para empezar a dominar tus impulsos y empezar a reeducar tu comportamiento. Debes ser consciente de que fue lo que te hizo sentir mal o enojar y porque lo hizo. Tomar las cosas con calma y pensar siempre antes de hablar son dos de las virtudes más importantes que debes aprender a dominar. Una vez que te tranquilices y hayas resuelto el conflicto o la situación que te hizo enojar de la mejor manera posible, tómate un tiempo para reflexionar, analiza y saca conclusiones sobre como lidiaste con la situación y si la supiste resolver de la mejor manera, rescata las enseñanzas que esto te deja y continua con el proceso de auto control poniéndolo en práctica en los distintos escenarios que se te presenten hasta que logres dominar tus reacciones; es un proceso un poco difícil pero posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *